26 Nov

“Hagan la revolución, tienen el futuro en sus manos. Pero hagan la revolución delicada de lo cotidiano; tal vez la más importante. La revolución de saludar a las personas, de hablar mirando a los ojos, de escuchar, de ser humildes, del trabajo bien hecho, de cuidar la naturaleza, de ser sensibles… de pensar en colectivo, aunque el mundo nos lleve al individualismo. La revolución del Amor.”

Estas palabras son parte del mensaje de despedida, especialmente, dedicado a la generación 2015 por su profesora jefe. El viernes 20 se realizó la Ceremonia de Graduación, en esta oportunidad, las estudiantes fueron acompañadas por sus familias, profesores y amigos; ellas se vistieron, por última vez, con su uniforme y participaron de este último acto en el que se cierra un importante ciclo.

Durante la ceremonia las alumnas agradecieron a todos quienes las acompañaron durante todos los años de formación y crecimiento personal, especialmente a sus profesores, quienes  -según sus propias palabras-  “con su sello propio, nos enseñaron distintos aspectos de la vida”. También agradecieron al colegio “por formarnos como personas críticas y con opinión frente a la realidad, junto con habernos impulsado a tomar conciencia del mundo en que vivimos” y a sus padres, ya que a la hora de decidir el colegio, “utilizaron pinzas y gran cuidado en su elección”, deseando “una educación de calidad, pero también un aprendizaje con cariño”.

10

Dejar un comentario