08 Sep

Seis alumnos y alumnas de 7º y 8º básico participaron en el V Encuentro de Líderes convocado por la Red de Colegios Ignacianos (REI) para estudiantes de la Asociación de Colegios y la Fundación Fe y Alegría. Este se realizó los días 5 y 6 de septiembre en la casa de retiros jesuita en Padre Hurtado. Nuestros/as estudiantes fueron acompañados por Francisca Fernández, asesora del Censc y Mini Censc, y Andrea Fones, encargada de pastoral.

Esta actividad tiene como fin último potenciar en los estudiantes el desarrollo de capacidades de liderazgo ignaciano. Este año en particular el objetivo principal de este campamento fue formar y potenciar competencias propias de un liderazgo ignaciano, centrado en el servicio.

Fueron tres días intensos, tanto emocional como físicamente,  en que los niños y niñas se involucraron activamente en las diferentes instancias; algunas más lúdicas, otras de carácter más reflexivo. También vivieron una experiencia de servicio con niños y niñas de la escuela Amanecer y la escuela Cristal Chile, la que les permitió tomar conciencia de las necesidades externas y las actitudes esperables de un líder.

En la jornada participaron más de 90 jóvenes entre quienes se encontraban: Ricardo Peña, María Jesús Labbé, Amaru García, Magdalena Fuentealba, Ignacio Ibaceta y Sofía Valenzuela. Ellos volvieron felices y llenos de energía para poner en práctica y proyectar sus aprendizajes y experiencias con sus compañeras y compañeros.

A continuación un pequeño testimonio del grupo de alumnos/as:

“La experiencia que tuvimos fue demasiado  entretenida porque pudimos conocer a mucha gente que comparte la educación Ignaciana y tuvimos actividades de reflexión y otras de juegos. Para las actividades estábamos en distintos grupos de trabajo al igual que para el almuerzo. El Martes fue un día de presentaciones y la introducción hacia el MAGIS. El miércoles fuimos a una experiencia de servicios y todos fuimos a diferentes establecimientos, donde pudimos compartir con niños que tienen una realidad distinta a la nuestra. Nuestro último día trabajamos por colegio y tuvimos que hacer un proyecto para cambiar o agregar algo a nuestro establecimiento y posteriormente fue el cierre en donde tuvimos una eucaristía. Fue una experiencia única en donde conocimos mucha gente que recordaremos para siempre además esta oportunidad nos ayudó a crecer y cambiar algo de cada uno”.

Dejar un comentario