12 Jun

En una ceremonia presidida por el Vicario Tomás Sherz, 12 alumnas de IV Medio confirmaron su fe en Jesús y el anhelo de seguirlo, recibiendo el Sacramento de la Confirmación.

Fue un día de gran alegría para la Iglesia y para nuestro colegio.

En esta ocasión queremos compartir las palabras que ellas expresaron al vicario al expresar su adhesión a la persona de Jesús y a la Iglesia.

” Soñamos una Iglesia más cercana, tanto a las personas que sufren o poseen carencias de todo tipo.  Que sea más humana, que nos inunde su amor en todos los momentos de la vida que permitan llevar la palabra de la vida.  Que permita llevar la palabra de Dios a todos los rincones.

   Queremos una Iglesia humilde, que piense en el desfavorecido y que se mueva por ellos.  Que sea empática y genere Paz.  Queremos una Iglesia que sea la Iglesia de Jesucristo, la que Él necesita para el siglo XXI: abierta, acogedora, sencilla y comprensiva.  Una Iglesia amigable y alegre.  Una iglesia para todos, donde todos seamos iguales, capaces de amar y ser amados.

   Soñamos una Iglesia de puertas abiertas a todos, que no discrimine y que viva junto a nosotros como el pan de cada día.  Una Iglesia de todos y para todos, con santos de jeans y polera.  Queremos una Iglesia que no esté cegada, una Iglesia contemporánea, donde el amor sea la base de su acción.

   Queremos una iglesia que mire con ojos solidarios, con amor y sin excluir por condiciones de vida a los menos comprendidos.  Una Iglesia que atraiga siendo rostro de Cristo, con alegría.  Donde prime la humildad y los ejemplos de Jesús con una mirada actual.

   Nos comprometemos a construir esta Iglesia, ayudando al prójimo en nuestro actuar, tratándolo como igual. Actuando de acuerdo a los mandamientos, rezando y siendo frutos de amor, ya que si todos aportáramos nuestro granito de arena, la humanidad y la Iglesia serían mejor.  Por eso nos comprometemos a construir el Reino, a  ser rostro de Cristo aquí y ahora.”

 

 

 

Dejar un comentario