29 Jul

Colegio y casa se encuentran en el ciberespacio. Niños con clases online; tareas en plataformas; y mamás y papás apoyando mucho más que antes en la realización de tareas escolares.

¿Cómo abordamos esta nueva forma de aprender de nuestros hijos e hijas? ¿dónde buscan la información que necesitan? ¿cómo les ayudamos nosotros?

Hace ya muchos años que la Internet es la “biblioteca” donde buscamos la información y hoy lo es cotidianamente, por lo que resulta indispensable saber manejarnos en este depositario de información sin límite.

Por ello queremos compartir los consejos que nos entrega Fundación para la Convivencia Digital (https://convivenciadigital.cl/) para orientar este rol de apoyo para el aprendizaje en la casa:

 

  1. Organiza junto a tu hijo(a) el tiempo que van a dedicar en las tareas escolares. Distribuyan juntos el tiempo; partiendo por las tareas más complejas y dejen para el final las más sencillas. Luego, definan un tiempo acotado para hacer cada tarea. Si es posible, diseñen un horario para que dispongan de tiempo libre para jugar o entretenerse en otras actividades. Mira este ejemplo. Puedes descargar la plantilla de horario que propone Orientación Adújar, un sitio web español.

2. Pídele que lean las instrucciones de cada actividad y que las explique con sus palabras. Así podrás verificar si comprendió la tarea que se le ha encomendado.

3. Recurre a internet sólo si es necesario. Ayúdale a determinar con exactitud la información que se requiere. De esta manera, podrá luego sintetizar las ideas y objetivos propuestos.

4. Evita perder tiempo buscando información en Google y recurre directamente a los buscadores webs que son propios de los portales educativos – ayuda tareas. ¿Los conoces? (mira al final de nuestra noticia)

5. Una vez que encuentren lo que buscan, lean en voz alta la información que han recopilado y motívelos a redactar con sus palabras la tarea encomendada.

6. Al redactar la actividad propuesta, procura que tenga un sello propio de cada hijo(a).

7. Para terminar, pídele revisar si los objetivos propuestos se han cumplido y la información obtenida desde internet está bien adecuada.

6. Verifiquen juntos la fuente bibliográfica desde donde se tomó la información anotando al final de la tarea. El aprender a citar la fuente bibliográfica desde donde se tomó información para una tarea escolar, enseña a los niños, niñas y adolescentes a respetar los derechos de autor y permite poder volver al sitio web para nuevas consultas.

Apellido, A., Apellido, B., y Apellido, C. (AÑO). Título de la página web. Nombre de la página. https://url.com

Portales educativos (puedes hacer clic sobre los nombres para ir hasta su sitio web):

Dejar un comentario