14 Nov

La experiencia de servicio de II Medio invita a las estudiantes a dedicar tres días completos al “encuentro con el otro”. En este nivel, ese encuentro se da con personas vulnerables, indefensas y dependientes de otros, como son los niños del Jardín Infantil Lo Hermida (Peñalolén) y personas discapacitadas, internos del Hogar Los Jazmines de COANIL (Larraín).

Además en estos días, las alumnas aprenden a convivir juntas, ya que el colegio se convierte en su casa, asimilando que el servicio debe practicarse en todo momento y lugar, tanto hacia afuera con los niños del jardín infantil o de Coanil, como hacia sus propias compañeras con las que comparten.

Convivir con la discapacidad y la vulnerabilidad abre un mundo de preguntas y de compromisos personales por una sociedad más equitativa, lo que interpela en cada una de nuestras estudiantes a buscar el modo en el que mejor puedan servir.

Es un espacio que no sólo las vincula a experiencias de descubrimiento de la propia vocación, sino también del vínculo que se puede establecer con otro, aún cuando parezca muy diferente o perteneciente a un mundo tan distante…. Estamos todos demasiado cerca como para no vernos y encontrarnos

Dejar un comentario