14 Sep

Los días 6, 7 y 8 de septiembre, las alumnas de Tercero Medio vivieron su segunda experiencia de servicio, que este año se focalizó en el encuentro con la pobreza y la situación de calle”.

Las alumnas compartieron con los usuarios de la Residencia para Varones Josh Van der Resst, del Hogar de Cristo, donde conocieron de cerca la realidad de las  personas que viven allí, su historia y sus consejos de vida. Apoyaron en los almuerzos y orden de bodegas.

También tuvieron la posibilidad de participar del “taller de maderas”, que partió en esta residencia y luego derivó en la Fundación Expreso. Ésta es un taller de trabajo cooperativo integrado por acogidos del Hogar de Cristo, que da trabajo a personas en situación de calle, trabajando maderas recicladas y transformándolas en lindas tablas de cocina.

La participación en este taller marcó la estadía de nuestras alumnas en la residencia ya que pudieron establecer un vínculo más cercano con las personas que participan de él.

Esta experiencia favoreció el encuentro con una realidad diferente a su vida diaria, ampliando sus horizontes e invitándolas al servicio y compromiso ciudadano por el bien común, motivándolas a acciones concretas, como su siguiente visita a los residentes.

Fue una experiencia que las tocó en lo personal y que las movilizó como grupo para seguir atentas al compromiso por una sociedad más inclusiva y justa.

Dejar un comentario