01 Oct

En una emotiva eucaristía celebrada el jueves 1 de octubre, el padre Óscar Ávila sj se despidió de los alumnos, alumnas y personal del colegio, tras ser asignado por el provincial de la Compañía de Jesús a una nueva misión en la ciudad de Arica.

La despedida con los apoderados ya se había realizado en la misa familiar del domingo 27 de septiembre.

Durante la eucaristía el padre dio testimonio de su experiencia de vida, de la alegría de servir al Señor y de la esperanza con que enfrenta esta nueva misión.

Al finalizar recibió las palabras cariñosas y regalos de despedida de los alumnos y alumnas de todos los cursos.

 

Palabras de Isabel Fuenzalida, directora del colegio:

“Hoy le damos gracias a Dios, porque durante estos cinco años, el padre Óscar nos permitió vivir y leer nuestras vidas como una experiencia espiritual, a nivel personal y como colegio.

Gracias por su acompañamiento en las Eucaristías de colegio, al iniciar o terminar un año, para nuestro aniversario y el día de San Ignacio.

Gracias por las liturgias en que acompañó a los más chicos, especialmente en su paso de kínder a primero básico.

Gracias por su cercanía y cariño con los niños y niñas que viven su proceso de Primera Comunión. Por compartir la alegría de la entrega Sacramental, en la Reconciliación y Eucaristía.

Gracias por la disposición a escuchar y celebrar con todos los de la comunidad, en retiros, conversaciones personales y en tantos momentos de gratuidad y encuentro.

Por la delicadeza que ha tenido con las personas que trabajamos en el colegio, por el encuentro alegre y cómplice con cada uno y por el acompañamiento especial en cada uno de los retiros que hemos compartido.

Gracias Señor, porque a través del Padre Oscar, hemos podido entender tu Evangelio como Buena Noticia para todos, especialmente para los que más sufren.

Gracias Señor!!”              

Dejar un comentario