10 Sep

Parte de los objetivos de aprendizaje de los primeros niveles de la educación básica es el de: Leer independientemente y comprender textos no literarios escritos con oraciones simples, por ejemplo instrucciones, para entretenerse y ampliar su conocimiento del mundo.

Así es que este pasado jueves 3 de septiembre, en la  clase de lenguaje, los niños de primero básico se abocaron a la preparación de alfajores de galleta. Todo enmarcado en el contenido de la receta como texto instructivo.

Aunque a muchos lectores avezados puede parecer algo simple, los niños y niñas al leer una receta están extrayendo información explícita e implícita; formulando una opinión sobre algún aspecto de la lectura. Y lo más importante, interiorizando estas habilidades para luego usarlas en otros tipos de textos informativos y narrativos. 

Dejar un comentario