28 Nov

En la asignatura de Matemáticas, específicamente en el eje de Geometría, nuestros alumnos de 1º básico han estado aprendiendo sobre posiciones, y qué mejor que hacerlo jugando.

Aquí vemos a los niños y niñas del 1°A y B, jugando twister en clases de matemática.

Al jugar los y las estudiantes deben ubicar su cuerpo en la posición o lugar que indica la ruleta, usando izquierda-derecha y los colores, utilizando su cuerpo y el de sus compañeros como referente. El objetivo curricular al que se aspira es que sean capaces de describir la posición de objetos y personas, en relación a sí mismos y a otros (objetos y/o personas), usando el lenguaje común de la lateralidad, así como desarrollar habilidades o capacidades para realizar tareas y solucionar problemas con precisión y adaptabilidad.

La educación debe estimular el desarrollo intelectual, psicomotriz, afectivo y/o social, todo lo cual es posible de alcanzar a través del juego. En palabras de la experta Jennifer Groff, investigadora del MIT Media Lab: “En una experiencia basada en juegos está ocurriendo un aprendizaje más profundo de lo que pasaría en una lección tradicional de instrucción directa en la que el profesor simplemente explica algo a los alumnos”. De ahí que felicitamos a los profesores del primer ciclo, especialmente a las profesoras del nivel Laura Santa María y Aida Barrera, por esta entretenida experiencia, donde fueron capaces de mostrar a los niños y niñas el vínculo de las matemáticas con la vida real y el entretenerse, para suscitar la curiosidad e interés de sus alumnos por aprender.

Dejar un comentario