14 Ago

Con la presencia de representantes de la Dirección, del Centro de Padres, del Centro de Estudiantes, los presidentes de curso, profesores y auxiliares, se realizó la bendición e inauguración de la casa nueva, y con ello ya están siendo utilizadas sus dependencias.

A la bendición realizada por Agustín Moreira SJ., se sumaron las palabras de nuestra directora Isabel Fuenzalida, quien agradeció la dedicación y cariño con que nuestros auxiliares trabajaron en la adaptación de los espacios, que hoy albergarán principalmente a adultos del colegio, proveyendo oficinas para facilitar su trabajo.

El colegio nació en 1991, en un terreno en Avenida Ossa, casi al llegar a Tobalaba, lugar que albergaba la casa en que había vivido Roser Bru, la connotada artista plástica nacional, y que recibió a nuestras primeras alumnas desde Prekínder hasta 4º básico.

Al pasar algunos años, en 1996, fue necesario crecer y se abrió otra sede del colegio en la calle Warren Smith, en la comuna de Las Condes, que recibió los cursos desde 5º básico hasta Educación Media.

Luego, en 1999 se hizo realidad el gran sueño de la construcción del colegio definitivo en un espacio propio, ubicado en la calle Vicente Pérez Rosales, que pudo acoger e integrar al colegio completo en una sola sede. Aquí hemos podido configurarnos como comunidad educativa y hemos continuado dando pasos de crecimiento y renovación.

Hoy, a veinte años de construido el edificio que nos cobija, continuamos creciendo y proyectando la construcción de nuevas salas y  nuevos espacios comunitarios, siempre con el desafío de mantener ese espíritu inicial, formar hombres y mujeres capaces de «En todo amar y servir».

Aquí compartimos algunas imágenes:

El trabajo realizado por nuestros auxiliares:

La bendición de la casa:

Y ahora plenamente integrada al colegio por los juegos de los niños:

1 Comment

  • Pilar Alonso 14 agosto, 2019 at 16:19

    Muchas felicitaciones por la nueva adquisición, que sin duda contribuirá a mejorar la calidad de vida de nuestros profesores, administrativos y alumnos. A seguir creciendo como Comunidad Educativa sin perder eso tan preciado como es nuestra identidad!!!
    Pilar Alonso, mamá de Benjamín y Pilar Hamel

    Responder

Dejar un comentario